Argentina Digital

Tras la peregrinación a Luján, la Iglesia pidió por el "momento difícil que atraviesa Argentina"

 

Después de la tradicional peregrinación a Luján, el obispo de Morón Jorge Vázquez, sostuvo que el pueblo argentino “no quiere ningún tipo de grieta y enfrentamiento estéril”. Durante la misa central de la 45° Peregrinación Juvenil a Pie a Luján, convocada con el lema “Madre, ayúdanos a unirnos como pueblo”. 

Los peregrinos partieron el sábado desde el santuario de San Cayetano, en Liniers, con banderas de todas las provincias argentinas acompañado a la imagen de la Virgen de Luján “como gesto de unidad y hermandad”. 

Vázquez explicó, frente a la Basílica de Luján: “María quiso quedarse aquí junto al río Luján para cuidarnos y protegernos; para animarnos y acompañarnos en nuestro caminar como pueblo. Un pueblo sediento de paz y hambriento de justicia, un pueblo que no quiere ningún tipo de grieta y enfrentamiento estéril, un pueblo cansado de divisiones”. 

“Sabemos, como ha afirmado el papa Francisco, que ‘la unidad es superior al conflicto´. No se trata de ignorarlo sino de transformarlo desarrollando una verdadera comunión en las diferencias, así se construye un pueblo, desde la amistad social, desde la solidaridad, desde la fraternidad, resolviendo en un plano superior todo tipo de grietas y diferencias”, añadió el obispo. 

Según informó la Comisión Arquidiocesana de Piedad Popular, la misa fue presidida por Vázquez ya que el cardenal Mario Poli participará en las celebraciones de los 50 años de la creación de la Prelatura de Cafayate, en la provincia de Salta. De todos modos, Poli alentó a través de un mensaje en video a rezar “mucho por la Patria, por la Nación” y a pedir a la Virgen “encontrarnos como hermanos”. “Estamos divididos, nos cuesta mucho encontrarnos”, manifestó Poli, quien también pidió “una oración muy fuerte en este momento que atraviesa la Argentina”. 

Comentarios

Argentina Digital
Agencia de Noticias
www.argentinadigital.info
correo@argentinadigital.info